Gaueko

GAUEKO

Para el ciudadano, la noche en la naturaleza supone la
derrota ante lo incontrolable. Quedarse en manos de lo desconocido.

Si puede, enciende una linterna. Lo hace para regresar
al día, para recuperar el control y la confianza en sí mismo. Pero
no encuentra más que sus propios miedos, su propia soledad. Lo visible sólo habla
de lo oculto.

En Euskalherria, estas sensaciones producidas por la
oscuridad, e incluso la noche en sí misma, reciben el nombre
de Gaueko (“el de la noche”). Un espíritu invisible
que habita en los
parajes nocturnos, acechando al que se adentra en ellos.

Por eso se dice que: “Gaua gauekoentzat, eguna egunekoentzat“; el día para el del día, la noche para
el de la noche”.

FOTOGRAFÍA DIGITAL | 2015

Menu
Carlos Orduna